fbpx

¿Qué es el copyright o derecho de autor?

Pese a que el copyright es un término aparentemente moderno, realmente se trata de un tipo de derecho vigente desde hace tres siglos. Este consiste, fundamentalmente, en los derechos relativos a los creadores de obras artísticas, científicas y didácticas.

También conocido como derecho de autor, el copyright tiene su origen en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en donde son reconocidos principalmente como un conjunto de principios y normas jurídicas.

Es necesario saber que el copyright contempla una tipología de derechos, siendo los principales los derechos morales y los derechos de explotación.

Derechos reconocidos dentro del Copyright

Los derechos de autor pueden entenderse mucho mejor si se desglosan del siguiente modo:

  • Derechos morales: Los derechos morales sobre las obras corresponden a los derechos que todo autor posee respecto a su reconocimiento, divulgación, integridad de la obra y modos de distribución (retirar la obra del mercado o permitir el acceso a un único ejemplar)
  • Derechos de explotación: Son todos aquellos derechos relativos a los beneficios económicos que se puedan derivar de la obra. Todo autor tiene derecho a cederlos y/o a autorizar la modificación, distribución, difusión y comunicación de la obra en cuestión.

Otros derechos relacionados con los derechos de autor corresponden a:

  • Derechos de reproducción
  • Derechos conexos
  • Derechos de traducción
  • Derechos de comunicación pública

Estas especificaciones están referidas a los derechos relativos a la decisión de quién puede comunicar o difundir la obra, de qué modo es lícito hacerlo, en qué idiomas es lícito hacer traducciones de la obra e incluso derechos relativos a los editores y demás individuos distintos al propio autor (como por ejemplo, los traductores).

Creaciones que pueden ser protegidas

A pesar de que es un tema frecuente, muchas personas desconocen realmente qué elementos pueden ser defendidos mediante los derechos de autor.

Al tratarse de derechos relativos a toda creación artística, científica o didáctica; casi cualquier producto intelectual creado por un individuo está sujeto a ser protegido por el Copyright.

Libros y revistas de todo tipo, desde obras filosóficas pasando por novelas hasta historietas, están sujetos a ser protegidos mediante los derechos de autor. Naturalmente, obras pictóricas tales como pinturas, dibujos, fotografías, videos, también están sujetas a su defensa. Lo mismo sucede con las creaciones musicales, los softwares informáticos, páginas webs, mapas y gráficos (tales como cuadros estadísticos).

En resumen, casi todo producto que implique un esfuerzo creativo y por lo tanto, implique originalidad, está sujeto a ser defendido por estos derechos. Por ello, también las entrevistas y las coreografías de baile están sujetas a ser defendidas por el copyright.

Utilidad del Copyright

En líneas generales puede decirse que el copyright existe para garantizar la integridad y el beneficio de las producciones intelectuales de todo individuo.

Sin embargo, el copyright también es idóneo para demostrar la autoría sobre una obra, para posibilitar la explotación de la misma a terceros, para evitar y denunciar el plagio y para poder disponer personalmente de los derechos de explotación.

El copyright se deriva de una concepción del mundo y del hombre principalmente occidental y por lo tanto, guarda algunas diferencias con concepciones sobre la autoría de otras latitudes del mundo, tales como las concepciones asiáticas sobre la misma.

No obstante, tal relatividad no le resta utilidad en lo absoluto al copyright, dado que es una herramienta incuestionable al momento de proteger nuestras producciones personales.

Consisten en nuestros derechos de autor sobre todo aquello en que invertimos un considerable esfuerzo para su confección, razón por la cual poseemos prioridad al momento de decidir quien ha de manejar, distribuir y beneficiarse de dicho producto.

¿Te gustó este artículo?

Comenta

E book registro