fbpx

Cómo ganar más dinero con conciertos en vivo

Como ganar mas dinero con conciertos en vivo

No importa si tienes 10 años de gira o apenas estás comenzando… si lo que quieres es ganar más dinero con tus conciertos en vivo, aquí algunos consejos para comenzar a generar ingresos con tu música en vivo.

Busca un comprador de talento

Un comprador de talentos es alguien que contrata a músicos para tocar en conciertos. 

También son intermediarios que te ayudan a negociar el dinero que vas a ganar por tu música. Los talent buyer conocen muy bien su arte de negociación y tú, el de tocar tu música en vivo. Cada quien a lo suyo. 

El lugar adecuado

Hay muchísimos espacios para conciertos que, a la hora de festivales, por ejemplo, pagan la misma cantidad a cada banda por tocar en vivo. En estos casos los márgenes de negociación en cuanto al dinero son inexistentes. Sin embargo, ten en cuenta que estos lugares suelen estar abarrotados de asistentes pase lo que pase y toque quien toque, un claro ejemplo es el Lollapalooza así que, tocar en un evento así, aunque no te paguen excesivamente bien, siempre será un puntazo. 

Los boletos

Aunque parezca algo obvio, igual te lo mencionamos. Si el evento donde vas a tocar es con boleto… ¿Obtienes el precio completo de la entrada? ¿acuerdas un porcentaje con establecimiento? Nuestro consejo es que establezcas esto con tu talent buyer desde el principio. Lo normal es que en el lugar donde se dé el concierto se haga un trato el cual casi siempre es que, como banda o músico, necesitas que se vendan y asistan al menos una cierta cantidad de personas antes de desbloquear una parte de los ingresos.

Conciertos privados

La mayoría de los conciertos privados cuestan más dinero. Al menos que le estés haciendo un favor a alguien, debes incrementar tu precio si te contratan para un concierto privado. La mayoría de las veces, este tipo de conciertos en vivo son solicitados por empresas con renombre, el gobierno local, una iglesia o una organización artística, por ello ¡debes ganar lo que vales! Los conciertos privados generalmente requieren que traigas tu propio equipo de megafonía y que hagas mucho más del trabajo tú mismo, por lo que la tarifa que cobras por eventos privados debería ser, si o sí, más alta.

Conoce a tus pares

Es muy normal que cuando a un músico le llaman para tocar su música en un festival, cree que puede exigir que le paguen una cantidad considerable de dinero. Error. Como ya lo hemos mencionado en líneas anteriores, en este tipo de eventos de música en vivo dan poquísimo margen de negociación en cuanto a los ingresos y como tú, hay otros centenares de músicos. Por ende, pueden seguir adelante contigo y sin ti; así que date el tiempo de conocer a tus pares que también han invitado al evento/concierto/festival para que no te agarren desprevenido. 

¿Cuál es tu tarifa?

Te preguntarán como músico cuál es tu tarifa… ¿la sabes? Si ante esta interrogante te has quedado pensando qué contestar… ¡red flag para ti!, establece esta cantidad con tu talent buyer, y si no tienes un comprador de talentos, averíguala y tenla siempre muy presente para que la puedas explicar a quien sea en el lugar que sea. 

¿Existen las tarifas justas?

No. Eso depende de varios factores. Si estás de gira o tienes que ir de gira, hay gastos que no tienes si te toca, por ejemplo, dar un concierto en tu ciudad: gasolina, comida u hoteles si no tienes una furgoneta… Sin embargo, creemos que debes decantarte por asegurarte un concierto, antes de exigir dinero para muchas comodidades. Sobretodo si estás comenzando. 

Sé resolutivo y eficiente

Una vez sepas tu tarifa, la mejor manera de informar al comprador o propietario del lugar es siendo eficiente y resolutivo. Siempre que vayas a presentar tu tarifa di esta frase: “Esta es mi tarifa. ¿Está en tu presupuesto? Hacer esto establece tu valor y lo mantiene como una pregunta abierta para la negociación.

Conclusión

Tener un Talent Buyer te puede ayudar a abrir caminos en tu carrera artística, debes dar el primer paso, trabar y confiar.

Artículos relacionados

¿Te gustó este artículo?

Comenta