fbpx

El sistema de Content ID de YouTube no funciona

El sistema de Content ID de YouTube no funciona

El sistema de derechos de autor automatizado Content ID de YouTube no está funcionando.

La herramienta de eliminación automatizada de YouTube es muy conocida por sus fallas e inició este año con broche de oro atacando a un gato que ronroneaba. Sí… ¡así es! y si no te enteraste de esta historia un poco vergonzosa para YouTube, te la contamos mejor: el pasado mes de marzo, el usuario de YouTube Digihaven subió una hora de bucles de video con su gato Phantom, ronroneando como usualmente, lo hacen los gatos. El video no se volvió viral, pero atrajo a dos importantes editores de música y es que según el sistema Content ID de YouTube, tanto EMI Publishing como PRS poseen los derechos de un bucle de ronroneo de 12 segundos. Insólito, ¿no?

Puede parecer gracioso y lo hemos dicho otras veces: este sistema automatizado de derechos de autor no tiene que ser perfecto, pero si ese mismo sistema alerta a sellos musicales por un video de 12 segundos de un gato ronroneando… entonces está muy claro que es necesario rediseñar dicho sistema desde cero.

En la historia de Phantom, el gatito que ségun el Content ID de YouTube quiso monetizar con su ronroneo, ronroneo que, absurdamente pertenece a EMI y PRS, el mismo dueño (Digihaven), presentó una disputa con la que logró que EMI levantara su reclamo poco después de que publicase la historia. ¿Cómo lo logró? Hizo una búsqueda aleatoria con las bandas que tiene firmadas EMI y no consiguió ninguna canción con 12 segundos de un gato ronroneando o, si la tiene, que ese video tenga derechos de autor.

En conclusión, creemos que llegó la hora en la que todos podemos y debemos admitir que el Content ID en su forma actual no funciona y debería eliminarse de una manera organizada y planificada. Es el momento de reemplazarlo con un mejor sistema automatizado, pero donde haya más humanos y menos bots trabajando en ello. ¡YouTube, esperamos que pongas manos a la obra!

Con información de Hypebot

¿Te gustó este artículo?

Comenta