fbpx

Cómo ha evolucionado la Industria Musical en los últimos 40 años

El vinil y los casetes viven en la memoria de muchas personas. A pesar de que los CDs y reproductores MP3 continúan en comercialización, la forma en la que se consume la música en la actualidad ha evolucionado. La industria musical sintió el peso de los avances tecnológicos y los usuarios alcanzaron una nueva forma de vivir la música, a solo un clic de distancia.

La ferocidad de la competencia

Si alguien desea escuchar música, basta con YouTube para descubrir a su próximo artista favorito. Desde una visión general, la evolución digital facilita la búsqueda por satisfacer el ocio, un factor positivo tanto para el consumidor como para el artista.

Por otro lado, representa un obstáculo. Los artistas independientes ya no necesitan de una discografíca como en las décadas anteriores para producir, publicitar y vender su contenido musical satisfactoriamente. Con la existencia de plataformas como Apple Music y Spotify, la demanda de canciones diferentes convierte la existencia del artista en un desafío por sobrevivir.

Los artistas deben innovar en todo momento para comercializarse a sí mismos y surfear el oleaje competitivo. A diferencia de los viejos tiempos, donde poseías copias en físico de tus vinilos o CDs y podías sentarte en un club para venderlas después de un corto show, hoy en día no hay forma de que puedas atraer a la audiencia sin aplicar la creatividad.

La lucha por los derechos musicales

Existe una ventaja competitiva con la adopción de plataformas digitales para la comercialización de canciones. Sin embargo, las empresas dedicadas a los derechos musicales se encuentran en un campo de batalla.

A pesar de que existen disqueras que se han adaptado al nuevo estilo de negocios, deben sobrevivir a las descargas ilegales de canciones y su respectiva divulgación por el ciberespacio. Esto afecta de igual forma al artista independiente que obtiene su ingreso con reproducciones en Spotify, por ejemplo. Cada descarga legítima de canciones equivale a una venta física.

De la mano con los avances tecnológicos

La transición desde los instrumentos hasta estudios de grabación, de los mezcladores hasta el tocadiscos, de los casetes hasta los iPods, y desde el ordenador hasta el almacenamiento en la nube, la evolución musical va de la mano con la tecnología y sus avances. Cuando el vinil apareció, eventualmente el público exigió una forma más compacta de consumir su música, y desde ese momento el pensamiento se mantiene: acceder a bibliotecas musicales en cualquier hora del día, con cualquier dispositivo y en cualquier lugar.

Por otro lado, el esfuerzo en épocas anteriores por convertirse en artista requería de lecciones particulares, diversidad de instrumentos, partituras y teoría básica. Muchos aspirantes a músicos pueden prescindir de este proceso y aprovechar las puertas de conocimiento en YouTube o Instagram con videos tutoriales. El éxito depende de igual forma del talento y la práctica del artista, pero ahora es más accesible para todos. Aprender música nunca había sido tan fácil con la era moderna y sus avances tecnológicos.

Las reproducciones

Si anteriormente existían canales televisivos como Mtv para dar a conocer las canciones más populares del momento, el streaming ha sabido adaptarlo. A través de descargas digitales en diferentes plataformas como Spotify o Amazon, los artistas pueden medir su popularidad. Ya no son reconocidos bajo “el álbum más vendido”, sino bajo el listado de “los álbumes más populares” como lo lleva a cabo Billboard.

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comenta

¡DESCARGA YA!

TIPS PARA VENDER  TU MÚSICA ONLINE

Suscríbete